La garnacha comprende a cuatro variedades de uva cuyo cultivo está muy extendido entre las denominaciones de origen de vinos españoles, aunque predominan especialmente en las aragonesas. Garnacha tina, garnacha tintorera, garnacha peluda y garnacha blanca tienen diferentes características, aunque en general, todas ellas aportan cuerpo a los caldos, ya sean rosados, blancos o tintos. Pero, ¿cuáles son sus especificidades y dónde se cultivan más?

Garnacha tinta

Posiblemente originaria de Aragón, con la DO Campo de Borja autodefinida como imperio de la garnacha, se cultiva en prácticamente todas las denominaciones de origen de vinos españoles, exceptuando las de Andalucía, Canarias y Murcia. Con un racimo mediano, de bayas pequeñas de color azulado-negro, su pulpa es incolora y presenta un alto contenido en azúcar y baja acidez.

La garnacha tinta genera vinos con alto contenido alcohólico y características muy diversas, ya que es una variedad muy usada como complementaria en vinos de coupage. Además de usarse en este sentido para vinos tintos y vinos rosados, la D.O. Cava la emplea para cavas rosados, junto con monastrell, pinot noir y trepat.

Garnacha tintorera

También conocida como tintorera o Alicante Bouché (aunque se cree que su origen es francés), la garnacha tintorera presenta un racimo pequeño y bayas medianas de color azulado-negro, pero su gran diferencia sobre las otras garnachas radica en que su pulpa tiene color, y a su vez lo aporta al caldo. A su vez, también les da frutosidad y carnosidad, siendo muy utilizada para mezclas.

Especialmente cultivada en las denominaciones de origen de Castilla La Mancha (especialmente la D.O. Almansa) y la Comunidad Valenciana, también es uva autorizada en las denominaciones de origen de Aragón, Castilla León (en la D.O. Bierzo, la variedad de uva mencía se complementa con garnacha tintorera), Cataluña, Extremadura, Galicia y Murcia.

Garnacha peluda

Autóctona de Cataluña, esta variedad parte de una mutación de la garnacha tinta, y su nombre se debe a que la baya ovalada esta recubierta de una vellosidad, siendo la pulpa incolora y la piel gruesa. Usada como complementaria en mezclas o coupage, la garnacha peluda aporta frutosidad a los vinos, y menos gradación alcohólica que las otras variedades de garnacha.

La garnacha peluda està autorizada en Castilla La Mancha y se cultiva especialmente en Aragón y en Cataluña (sobre todo en las D.O.Ca. Priorat, D.O. Montsant, D.O. Terra Alta, las tres en la provincia de Tarragona, la D.O. Cataluña, y la D.O. Costers del Segre).

Garnacha blanca

Unas 25.000Ha de cultivo dedicadas a la garnacha blanca en España, esta variedad de uva se presenta en racimos medianos, de bayas pequeñas o medianas y color amarillo verdoso, alto contenido en azúcar y acidez baja. En sus vinos, generalmente de alta gradación alcohólica, predominan los tonos amarillos.

Recomendada en las comunidades de Aragón y Cataluña, es variedad preferente en Costers del Segre, Terra Alta y Tarragona. Abunda su cultivo en dicha provincia, así como en Zaragoza y Teruel.

Escrito por:uranda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s