El color del vino nos habla de su edad y de su evolución, ya sea en vinos tintos como en blancos o rosados. Pero existe un nuevo producto conocido como vino azul que rompe estos esquemas, donde el color nos habla de su elaboración y del uso de nuevas tecnologías.

Cómo se consigue el color del vino azul

Existen diversas marcas de vino azul españolas, ya sea en Región de Murcia, el desierto de Almería o en la zona del Bierzo. Pero en todo caso, el vino azul tiene como punto de partida un vino ya elaborado, a menudo vino blanco, monovarietal de chardonnay. Estos, por sí solos, suelen ser vinos secos, frescos, de aromas frutales. ¿Cómo pasan entonces a convertirse en vinos azules?

El color azul se consigue esencialmente a partir de un componente natural, las antocianinas. Estas se hallan en los hollejos de las uvas tintas, así como en otras frutas como moras, arándanos, ciruelas, etc. Por lo tanto, para obtener el vino azul se mezcla el blanco con la pigmentación de la uva tinta, e incluso hay fabricantes que maceran el vino con los hollejos e incluso frutas. Hay otros que regulan el color azul obtenido con ingredientes naturales añadiendo otro pigmento químico, la indigocina (código E-132).

¿A qué saben los vinos azules?

Los vinos azules no pierden su punto de partida, y pueden recordar al vino blanco. Con notas a frutas tropicales, hay marcas que comercializan algún vino algo más seco, pero suelen ser dulzones, suaves y sedosos, y para su degustación, es idóneo servirlos bien frescos.

Escrito por:uranda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s