Rara vez se hace un vino rosado con uva rosada, sino que se emplean variedades tintas solas, o bien se mezclan con blancas. En la técnica de su elaboración reside el color

Vinos rosados de colores suaves

Con tonos rosados o salmón, son vinos ligeros y frescos que se elaboran como si fueran vinos blancos (ver aquí), de modo que el hollejo tinto sólo entra en contacto durante el proceso de prensado.

Las variedades de uvas clásicas para estos vinos en España son garnacha y cariñena, pero hoy en día existen muchas más posibilidades. En la D.O. Rioja se elaboran a partir de variedades tintas y blancas, con el tempranillo como rey de la zona, mientras que por ejemplo, en la D.O. Cigales destacan los rosados elaborados con garnacha, tempranillo (variedades tintas) y verdejo (variedad blanca).

Vinos rosados de colores frambuesa

Tienen más cuerpo que los anteriores, y el color frambuesa puede aparecer con reflejos azulados. Para elaborar estos caldos, la uva prensada se encuba para la fermentación y, tras un día o dos, se procede a la separación de la parte sólida para vinificar después como un blanco (ver aquí cómo se elaboran los vinos blancos).

Se emplean a menudo como tintas cabernet sauvignon, syrah o merlot, y en la D.O. Penedès hay buenos ejemplos (al igual que de los de tonos suaves). Pero También en la D.O. Somontano destacan los rosados a base de cabernet, mientras que en la D.O. Ribera del Duero son a base de tempranillo.

Escrito por:uranda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s