“Color granate con reflejos violáceos, límpido y fluido”, podría ser la definición visual de un vino tinto joven. ¿Pero cómo se llega a esta definición? ¿En qué aspectos hay que fijarse para ello?

¿Qué aprendemos a través de la observación del vino?

Mirar el vino, sin oler ni probar, corresponde a la primera fase de la cata de un vino, la fase visual. En ella se observan principalmente el color, la limpidez y la fluidez del caldo. Con la fase visual de la cata, no sólo obtendremos una orientación de la edad del vino, sino también sobre su elaboración, su estado o la gradación de alcohol.

Muchas veces, en los etiquetas de los vinos vienen notas de cata, y en la fase visual nos describen color, limpidez, y fluidez por este orden. Pero además, al observar estas características, disfrutaremos de la experiencia que puede proporcionarnos una buena copa de vino desde el mismo instante en que nos la servimos. ¿Quieres saber cómo?

Aspectos de la fase visual de la cata


Escrito por:uranda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s