El maridaje es el arte de combinar el vino con la comida con armonía, sin que uno domine por encima del otro. En este sentido, el maridaje es subjetivo, en tanto que cada persona tiene su propia percepción del vino y sus propios gustos. Sin embrago, hay ciertas indicaciones que pueden resultar muy útiles para maridar.

Qué vino tomar con cada comida

La norma principal se basaría en que vinos suaves maridan con comidas ligeras y caldos con más cuerpo acompañan a comidas más fuertes.

Así, para aperitivos (ver aquí menú de aperitivos), resultan ideales tanto blancos como tintos ligeros, y cava brut.

Para la charcutería los vinos rosados combinan bien, o también se pude optar por blancos estructurados. En cambio, para quesos, se abre un amplio abanico de posibilidades según el tipo de queso. Para quesos frescos se puede optar por blancos jóvenes, mientras que quesos semi-secos, secos o azules se complementan con tintos estructurados. Sin embargo, si el queso es picante, se puede optar por vinos dulces y de licor (ver aquí más sobre maridaje de vinos y quesos).

El maridaje entre vinos y pasta puede ser muy versátil, y dependerá de los ingredientes que acompañen a la pasta (ver detalles aquí)

Pescados en salsa o muy condimentados, se pueden regar con blancos con cuerpo, en contraposición a los blancos ligeros que acompañarían a platos de pescado suaves y mariscos.

Carnes rojas, asados, guisos de carne o legumbre, etc. maridan con vinos tintos con cuerpo, crianzas o reservas, e incluso grandes reservas según la consistencia del plato. Si los platos son grasos, además, un vino con alta gradación alcohólica ayuda a la digestión.

Las carnes blancas combinan bien con vinos con cuerpo, ya sean rosados o blancos secos, o bien con tintos jóvenes.

Y para maridajes de vinos y postres, en líneas generales podemos optar por vinos dulces, vinos generososcava semiseco o dulce, aunque existen muchos matices en función de los ingredientes de los postres: chocolates, cremas, frutas… (ver más detalles aquí).

Un mal compañero para un buen maridaje es el vinagre, al que resulta imposible hallarle un vino. Sin embargo, en el caso de ensaladas, se pueden encontrar maridajes adecuados siguiendo algunos consejos (ver detalles aquí). También son mala compañía el ajo o las salsas picantes.

Escrito por:uranda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s